¿Qué es el design thinking y cómo beneficia a tu negocio?

El design thinking también conocido como «pensamiento de diseño”, es un método usado por diseñadores para llevar a cabo sus estrategias de diseño. Este tipo de metodología busca ofrecer un servicio de calidad, en el que el cliente se sienta identificado con el resultado final. 

Quizá sea este el primer procedimiento para ejecutar un diseño o llevar a cabo un pensamiento efectivo. Esta metodología se ejecuta a partir de una serie de fases. Dichas fases facilitan la comunicación entre el diseñador y el cliente, con el fin de llegar a acuerdos favorables que beneficien ambas partes.

Antes de comenzar a diseñar, es necesario colocar en una balanza las necesidades del cliente y conocer sus expectativas y escuchar sus ideas. De modo que ambas partes puedan trabajar en conjunto para obtener un mejor resultado. 

Si se trata de una estrategia de marketing digital, es fundamental la buena comunicación entre ambas partes, ya que de esto dependerá la productividad y el rendimiento de la marca. En el presente artículo conoceremos esta metodología del design thinking y cómo llevarla a cabo de forma efectiva. Además, también se hablará a fondo del concepto y su finalidad. Estemos atentos a lo que se describe a continuación. 

¿Qué es el design thinking? 

Como ya se menciona anteriormente, el design thinking es un método que permite realizar el trabajo creativo con mayor precisión. Ocurre en muchos casos que el cliente no sabe cómo definir una idea o le cuesta expresarla, con el design thinking será mucho más sencillo resolver este inconveniente y proceder a crear. 

Llevar a cabo esta metodología es quizá el primer paso para conversar con el cliente y llegar a acuerdos favorables para la empresa. Si eres diseñador, te interesa conocer cuáles son las características del cliente y qué quiere alcanzar exactamente con el diseño. Al seguir este método podrás determinar ciertas características y solventar problemas (en caso de que existan) 

El objetivo principal del método es hallar una oportunidad para conocer a fondo las necesidades del cliente, llegando a acuerdos que involucren el aspecto emocional y sentimental del contenido. Sin embargo, para poder implementar esta metodología, es necesario conocer y practicar algunos pasos. En el punto siguiente veremos cuáles son esas fases para ejecutar la metodología del pensamiento de diseño.  

Estos son los pasos a seguir para emplear el design thinking

Es necesario tener presente los pasos a seguir para emplear correctamente el design thinking, que ha dado excelentes resultados a quienes ya lo probaron. Es una metodología bastante sencilla, que no requiere mayor esfuerzo, sólo voluntad e inteligencia emocional asertiva. 

De seguro disfrutaras tanto del proceso que querrás aplicar este método a la mayoría de tus clientes. Ha dado excelentes resultados y es uno de los más usados por los diseñadores alrededor del mundo. 

Paso 1: Generar empatía 

La empatía es una cualidad del ser humano en la que prevalece la amabilidad. En este caso, generar empatía con el cliente es un punto clave para mantenerlo animado y dispuesto a expresarse con mayor facilidad. 

En el proceso de empatía, busca un tema de conversación agradable para romper el hielo y luego entren en el tema del trabajo. Durante la conversación, analiza cada palabra que gesticula el cliente y toma todos estos factores para aplicarlos en el diseño. Mostrarse amable, agradable y empático, dará una buena impresión de ti y genera confianza en los clientes. 

Paso 2: Definir las tareas

Luego de ese primer encuentro con el cliente, es momento de definir las tareas planteadas por el mismo y comenzar a actuar. En esta fase podrás anotar las tareas impuestas por el cliente, de modo que sea para ti más fácil de emplearlas. 

Haz una lista de las ideas que tomaste del primer encuentro, define las tareas planeadas y los aspectos que debes resolver. Esta fase te permitirá saber a qué enfrentarte y cómo abordar las situaciones planteadas.

Paso 3: Comenzar a crear

De seguro que este es el paso favorito de todos los diseñadores, ha llegado el momento de ¡comenzar a crear! En esta fase 3 podrás aplicar todo lo que has aprendido y dejar que la creatividad se apodere de ti. Si te vienen muchas ideas a la mente, lo más recomendable es que anotes cada una de ellas en una libreta, de modo que no olvides ninguna. 

Luego de armar tu lluvia de ideas, puedes comenzar a hacer bocetos de tus diseños e intentar de varias maneras cómo se vería mejor. Aquí lo importante es ofrecer calidad y que el cliente logre identificarse con el trabajo, que el mensaje quede claro y sea coherente. En esta tercera fase lo importante es hacer el borrador de la idea. 

Paso 4: Manos a la obra 

En la fase cuatro es momento de crear y hacer que la idea se materialice. En este punto puedes ejecutar las ideas plantearlas y comenzar a crear. Es una gran oportunidad para deslumbrar a tus clientes y hacerles saber que los has escuchado y que puedes ofrecer grandes ideas. 

Paso 5: Evaluación del cliente

En esta fase ya puedes entregar el producto final y esperar las apreciaciones del cliente. Aquí podrás conocer si ha quedado satisfecho con el trabajo y se le ha gustado el resultado final. Tal vez recibas comentarios positivos que te permitan creer en tu potencial y confirmar que el método design thinking es efectivo. 

Ventajas del método design thinking 

Ejecutar cada uno de estos pasos te permite conocer la personalidad de la marca que estás trabajando, a partir de este punto, podrás saber cómo solventar y solucionar cualquier inconveniente con la marca. 

Por otro lado, tendrás la oportunidad de conversar con tu cliente y conocer sus necesidades, saber sus inquietudes y tener una idea más clara de cómo desempeñar tu trabajo. Es un método efectivo para mejorar la relación entre el cliente y el creador de contenido. 

En ese sentido, el método aporta innumerables beneficios tanto a nivel profesional, como humano. Es una oportunidad para aumentar la creatividad, te sentirás con mayor energía y motivación para llevar a cabo nuevos diseños. 

Podrás ser más productivo y receptivo al momento de determinar una falla y solventarla. La constante generación de empatía con el cliente te ayudará a dejar fluir las ideas y comenzar a crear, siento el proceso creativo, mucho más ágil y flexible. 

En el proceso verás como se genera un mejor clima entre el cliente y tus servicios, podrás escuchar y atender a las necesidades del cliente, pero también cultivarás la amabilidad y el sentido de escuchar. 

Estar al tanto y aceptar cada sugerencia, también es un aspecto clave para desarrollar de forma correcta toda la actividad del diseño. El design thinking se ha creado para ayudar y promover la motivación de los diseñadores gráficos, pero también para que exista comunicación entre el cliente y quien hace posible toda la magia de los contenidos visuales. 

Recomendaciones generales 

Ten presente que no todos los clientes son iguales, algunos tendrán puntos de vista distintos a los tuyos y tendrán sus ideas marcadas. Sin embargo, no te preocupes por ello. Mantén una actitud serena y objetiva, de modo que no afecte el clima de comunicación entre el cliente y tú. 

Posiciona tu sitio

Con Gustavo Oliver

Hacemos que tu sitio web alcance los primeros resultados en Google, con #SEO, #WordPress y #YoastSEO en 6 meses.

¿Eres agencia? Descubre precios especiales para que revendas SEO en tu agencia.

Agencia para agencias.

Gustavoliver es una agencia de Diseño web marca blanca fundada en 2022, pero con más de 12 años de experiencia en Wordpress, desarrollo de Web Apps, y SEO.

© Copyright 2024 gustavoliver.com