Home Office, técnicas para ser eficiente desde casa

Gustavo Oliver

Gustavo Oliver

Es común que escuchemos el término “Home Office” y es por el hecho que, hoy en día es una modalidad de trabajo que muchas personas están empleando. Las razones son diversas: algunos porque no han encontrado un trabajo que les garantice un sueldo estable, otros porque prefieren trabajar desde la comodidad de su hogar y aquellos otros que han quedado desempleados y quieren reinventarse. Lo cierto es que muchas personas se están apuntado al teletrabajo y cada vez es mayor que veamos estas situaciones. 

Como lo hemos mencionado, el Home Office hace referencia al trabajo que se realiza en casa. Muchos profesionales ofrecen sus servicios por medio de páginas web, blog, cadenas de difusión, se afilian a grupos, usan LinkedIn, han preparado portafolios y han buscado por todos los medios conseguir clientes. 

En ese sentido, el presente artículo se orienta a describir una serie de técnicas que te permitan ser eficiente desde casa, con el fin de cumplir a cabalidad el trabajo asignado por los clientes. Se sabe que en ocasiones, trabajar desde casa también tiene sus desventajas, en las cuales se destaca la falta de organización para el cumplimiento de tareas. 

Debemos tener en cuenta que a pesar de trabajar en casa, de igual modo se cumple con un horario de trabajo y ciertas normas para poder hacer el trabajo como corresponde. A continuación, conozcamos las técnicas para mejorar la productividad y ser eficientes en el teletrabajo. 

¿Cómo hacer una buena planificación de tareas? 

La clave para ser eficiente en el trabajo desde casa es sin duda saber planificar las tareas. Es por ello que hemos marcado esta primera acción como una de las más importantes al momento de desempeñar tareas desde casa. 

La planificación, como la palabra indica, es la acción de organizar y planificar todo tipo de tareas. Desde las labores del hogar, hasta aquellas que son netamente de trabajo. Una buena planificación se basa en conocer muy bien las tareas que tienes pendientes y saber en qué momento del día llevarlas a cabo. 

Para una buena planificación es necesario seguir estos pasos para así cumplir correctamente con las labores. Al crear una planificación y ejecutarla de manera efectiva, la eficiencia y la productividad se verá reflejada en tu cotidianidad. 

  • Haz una lista de pendientes. Analiza cuáles son aquellas actividades que debes hacer a diario. 
  • Divide esta lista en dos: labores del hogar y labores del teletrabajo. 
  • Pon en primer lugar aquellas que tengan mayor peso. Es decir, las que sean más complejas para realizar. 
  • Haz un calendario, que marque fechas y horas. 
  • Señala en cada fecha la tarea que corresponde, en el horario habitual. 
  • Coloca alarmas de recordatorio en el teléfono para actividades específicas como reuniones de trabajo por videollamadas, entre otros. 

Este es uno de los métodos más sencillos y básicos. Todo puedes hacerlo a mano, con papel y lápiz. Sin embargo, se han creado aplicaciones en las que resulta mucho más sencillo crear una planificación. Este otro método también es muy efectivo y es uno de los más usados por aquellos que se dedican al Home Office. 

Motivación diaria para mejorar la eficiencia 

Aunque es poco nombrado, la motivación diaria también es un aspecto clave para mejorar la eficiencia. Esto tiene que ver más con la actitud que cada profesional tenga y enfrente en cada trabajo. 

Tanto la motivación, como el entusiasmo, la voluntad y el ánimo, influyen mucho en cómo se desempeña cada tarea. Es por ello que te recomendamos cultivar la motivación, con el objetivo de ser cada día más productivo y eficiente. 

La motivación diaria tiene que alimentarse con actividades que nos gusten. Por ejemplo, puedes hacer una caminata de 30 minutos diarios para aumentar la energía. Si te gusta leer, toma unos minutos para hacerlo antes de comenzar cada tarea. 

Por otro lado, escuchar música también puede ayudarte a motivarte y a mejorar en el trabajo diario. Estas actividades son esenciales y contribuyen a que te dediques con esmero a las tareas del Home Office. 

Elimina las limitaciones por pensamientos negativos 

En muchos casos, ocurre que llegan esos pensamientos negativos que te impiden avanzar en el trabajo. Pensamientos que atentan contra tu productividad. Por ejemplo, aquellas limitaciones causadas por la ansiedad “no podré terminar el trabajo” sin haber comenzado. “No podré cumplir con los objetivos planteados”. Es decir, muchos pensamientos que sin limitantes y que te bloquean la creatividad. 

Es momento de sacudir todos esos malos pensamientos y hacerle frente a los proyectos que tenemos a la mano. Este tipo de pensamientos incluyen en nosotros mismos, causando ansiedad y bloqueos creativos, impidiendo así que desarrollemos las tareas de forma eficiente. 

Traza metas y cultiva la creatividad a diario, anotando cada iniciativa que se te ocurra e innovando en las ideas. Suprime todas las limitantes que pueden existir sólo en tu mente. 

Haz de tu espacio, uno creativo que te genere comodidad 

El espacio de trabajo también es un punto clave para mantenerte enfocado y siendo productivo. Es necesario contar con un espacio creativo, con la mayor comodidad posible. Muchas veces tendrás que acomodar el espacio para que entren las mejores ideas. Ocurre en muchos casos que mientras el espacio de trabajo esté desordenado, las ideas también lo estarán; por lo que es recomendable mantener el espacio lo más sincronizado posible, para que así tus pensamientos puedan salir a flote. 

Estar cómodo en el espacio de trabajo te permitirá conectarte contigo mismo y con aquellas actividades que tienes pendiente. Al familiarizarte con los objetos a tu alrededor, también estarás contribuyendo con la creatividad y la productividad. 

Hacer pequeños descansos entre tareas 

Otra de las técnicas que se recomienda para mejorar la eficiencia en el teletrabajo, es hacer pequeños descansos entre tareas. Esta acción te permite conectar de forma eficiente con el trabajo, además de ser un método para relajar el cuerpo por unos minutos. 

Tomar descansos entre cada tarea significa abandonar por unos 20 minutos el área de trabajo y dirigirte a otro lugar cómodo, que puede ser la sala de juegos a tomar un café, o escuchar música por 20 minutos. Estos descansos son necesarios para encontrar inspiración y evitar la saturación por tanto trabajo. 

Es un tiempo para conectar contigo mismo, dejar fluir los pensamientos, meditar; para luego continuar con el plan previsto. Al volver del descanso, verás cómo las ideas vuelan solas. 

Importancia de la productividad en el teletrabajo 

Es muy importante mantenerse enfocado cuando se trabaja desde casa, quizá muchos factores impiden que nos concentremos en dicho trabajo. Sin embargo, existen técnicas como las que ya se han nombrado que te pueden ayudar a mejorar la productividad y ser aún más eficiente. 

Cumplir con las tareas en el tiempo establecido te abrirá otras puertas en este ámbito del Home Office. Podrás, incluso, conseguir otros clientes. De modo que, la productividad no es algo que está en ti, sino que debes cultivar día tras día. 

Para alcanzar la eficiencia, es necesario cumplir con ciertos pasos y seguir recomendaciones como las que hemos detallado en los puntos anteriores. 

La productividad es sin duda, un factor importante para lograr un buen desempeño en el trabajo desde casa, que muchas veces se ve tentado por distracciones externas. 

Artículos Relacionados

Contacto

Agencia para agencias.

Gustavoliver es una agencia de Diseño web marca blanca fundada en 2022, pero con más de 12 años de experiencia en Wordpress, desarrollo de Web Apps, y SEO.

© Copyright 2023 gustavoliver.com